Sobre el amor y otros condimentos

10.02.2014 09:00

Primera Parte
Vivimos en tres mundos simultáneos e interconectados que son el mundo material o somático, el mundo del Alma y el mundo del SER. 
Cada mundo tiene siete planos de manifestación .
Por ejemplo en el mundo material se manifiesta en físico,emocional , mental , espiritual, divino , supra divino y absoluto De lo físico a lo absoluto no hay diferencias , solo de organización, como explicaba Telhard de Chardin.
Por eso tenemos el  cuerpo receptor de información a través de los sentidos , tenemos emociones susceptibles de valorar, imaginar y simbolizar la información.
Tenemos la capacidad de ordenar mentalmente a través de patrones o leyes las valorizaciones adquiridas por la información de los sentidos y ajustarlas a las acciones de la vida cotidiana.
Podemos sincronizar nuestro orden de vida en el ritual del espacio y del tiempo de las personas que nos rodean y crear vivencias espirituales o sentimientos de amor  y libertad en la realidad humana. El amor como fuerza centrifuga espacial humana que une  y la libertad como fuerza centrípeta temporal que libera. Entre estas dos fuerzas se genera la conciencia ESPIRITUAL DE RECONCILIACIÓN.
 
Si el amor y la libertad son dirigidos por el plano inferior de la mente, el amor sin libertad se convierte en posesión y apego de lo que tenemos llegando a la esclavitud o al odio de los seres queridos . La libertad sin amor se convierte en perdida , separación , resentimiento y soledad o la búsqueda de la libertad extrema que es la muerte.
Solo a través del desarrollo de la conciencia espiritual podemos hacer de nuestra vida-realidad una obra de arte o desde la mente egoica una realidad de sufrimientos . 
Pero ambos caminos nos llevan a experimentar  y las experiencias son el alimento del Alma para desarrollar una consciencia mas clara de sí mismos.
Entonces como sería el amor y la libertad en los siete niveles del alma?
Entonces como podemos amar en libertad  desde el SER ? 
 
Por GERARDO PAILHE MIRCOVICH