el nacimiento del guerrero leon

08.09.2014 14:24


 

eran días muy felices entre trabajo con menashe, pintando cuadros de colores fuertes y tamaños múltiples, por la tarde, cuando el calor del verano en tel aviv te envolvía como en una burbuja de vapor, caminaba por la bajada 100 mtros hasta el mar y me sumergía, flotaba mirando el atardecer. que placer, contenida por la madre tierra en sus aguas sagradas del mediterráneo...
ese día me sentía feliz, ya había pasado la peor parte: resulta que a la semana 38, leiv se puso cabeza arriba. en los chequeos médicos, me pronosticaron cesaría si no se daba vuelta, lo que era casi imposible que suceda a esta altura, el bebe ya era muy grande.
cesaría!!!! me la había pasado todo el embarazo rezando, trabando con mi doula paula aji, asistiendo a seminarios de doulas y parteras, con naoli vinaver. todas las noches encendiendo una velita en mi altar de embarazo.
tenia tanto miedo a un hospital que haría cualquier cosa por que nazca en casa.
probé con moksha en el dedo chico del pie, con 50 grados que estaba haciendo ese verano. y nada. cada ecografia, leiv seguía igual. hasta que paula agi, dijo- hay un solo medico en israel que los gira manual en un hospital, pero no siempre se dan vuelta...-
asi me levante a las 5 de la mañana, porque había que viajar a otra ciudad, nos busco paula en su coche, a mi y a mi pareja, y partimos. la vida me prueba si soy capaz de aceptar el destino que me toca vivir, allí en un hospital, con la peor luz blanca, separada de otras mujeres por una cortina de tela, firmando un contrato que dice que con esa intervención mi hijo corre peligro de muerte y yo también.
de 15 mujeres, solo leiv giro. fue una intervención manual mucho mas dolorosa que el mismo parto.
ya ubicado boca abajo, el 12 de septiembre del 2007, me fui a pintar como de costumbre, a trabajar.
almorcé junto a mi madre que viajo a israel por el parto de mi hijo.
dormí una siesta.
era la noche de rosh ha shana, año nuevo en israel.
fuimos a cenar a lo de caro, y durante la cena tuve contracciones, mas al regresar camirando, mi casa quedaba a dos cuadras de alli, comenzaron las contracciones fuertes.
llame a paula y a ilana shemesh, la partera, una americana muy experimentada.
cuando llegaron yo tenia 9 de dilatación, mi pareja lleno la pileta inflable con agua hirviendo de la canilla y agua mineral(no alcanzaba el tanque para mezclarla)
me di una ducha, y elimine todo lo que había dentro de todas las maneras posibles...
me dejaron sola, en cuatro patas junto a la cama, sentía que se me quemaban las caderas...
al rato me llaman para que entre al agua:
la primera contracción en el agua, quedo coronado, y allí pensé- ahora con tanto dolor lo dejo adentro!!
en la segunda contracción lo toque, no había roto bolsa, toque la bolsita con liquido y su cabecita,
a la tercera mi madre que estaba detrás mio me dice- largalo ahora que después todo se pasa!!!
y salio leiv gabriel al agua y luego la partera, la doula y mi mama rompieron la bolsita.
lo tome con mis brazos y el me tomo la teta, jajaj, pero así fue.
camine hasta la cama y me acosté, maravillada de lo que estaba viendo, el milagro de la vida.
un nuevo ser, mi hijito, tanto recorrido juntos, quizás varias vidas.....